lunes, 26 de agosto de 2013

Hermoso refugio...

Tu que me cuidas, que me haces sentir que existo,
que me haces recordar quien soy, agradezco tu estancia en esta tierra,
agradezco por habernos encontrado porque desde que a mi vida entraste esta ha mejorado...
Agradezco esas heladas madrugadas en las cuales el dolor se hace intenso...
esas mismas nos juntaron, esas mismas reforzaron nuestros lazos...
Contigo he aprendido que el dolor no solo separa mas también une, que el dolor que ahoga y destroza, hace que a la vida vengan sucesos hermosos, ese mismo el cual muestra también a los verdaderos amigos. 
Tu, eres esa parte de mi vida la cual es como la cuña que me sostiene cuando estoy a punto de derrumbarme. Esa parte, la cual en cualquier circunstancia es mi rayo de sol en la vida y por la cual yo siempre estaré agradecida de tenerte en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario